IVM: La Vacuna Anti-Estrés

 

IVM es un bio-regulador emocional repara bio-eléctricamente los receptores de neurotransmisores en tres dosis:

 

IVM1 Repara los receptores dañados por todos los conflictos y traumatismos emocionales acumulados durante la vida.

 

IVM2 Repara los receptores que por herencia vinieron débiles o susceptibles, esto explica porque algunas personas son constitucionalmente sensibles, otras irritables, otras variables, etc.

 

IVM3 Repolariza eléctricamente el potencial de membrana del receptor a -90 mili-voltios e impide que se vuelva a deformar, haciendo que este medicamento tenga un efecto permanente.

 

Forma de aplicación: Se recomienda una dosis sublingual con un intervalo mínimo de un día y máximo de un mes, hasta completar las tres dosis.

 

¿A quién debe aplicarse?

A todas las personas, niños o adultos de forma preventiva una sola vez en la vida con un control de cinco años.  A personas que toman antidepresivos, ansiolíticos o anti-psicóticos, o toman alcohol, fuman o consumen drogas, se debe repetir hasta por 10 ocasiones la dosis normal.

 

¿Cuáles son los componentes del IVM?

Está compuesto de secuencias de todos los neurotransmisores en micro dosis, que da un efecto de re-polarización de los receptores.